Mejores vinos por menos de 5 euros, que haberlos, los hay
Cocinillas, la gastronomía de El Español

Cocinillas

Los 11 mejores vinos por menos de 5 euros, que haberlos, los hay

Los 11 mejores vinos por menos de 5 euros, que haberlos, los hay

Los vinos buenos y baratos no son un mito, y para muestra aquí está esta lista con los mejores vinos por menos de 5 euros la botella
En:

Dice un buen amigo mío amante del vino, que si no vamos a gastarnos más de cinco euros en vino, mejor que pidamos cerveza. No le falta razón, pero como sucede con todo en esta vida, siempre hay excepciones. Aceptamos el reto y te proponemos los que consideramos que son los 11 mejores vinos por menos de 5 euros la botella, vinos de buena calidad y mejor precio. Botellas de buen vino que no te obligarán a poner cañas durante la cena.

Los mejores vinos por menos de 5 euros

mejores vinos por menos de 5 euros

Viñas del Vero crianza (4,40 €)

Una de esas rarezas que demuestran que no todos los grandes vinos son caros. Y que los más baratos no son siempre jóvenes. El cabernet sauvignon de Viñas del Vero es un vino joven pero con crianza, lo que lo hace realmente expresivo. Un vino lleno de matices que acompaña perfectamente desde los aperitivos al plato principal (sobre todo si es carne roja o caza) y, lo más importante, que convence tanto a los que disfrutan de una copa sin saber dónde está el Somontano, como a ese cuñado entendido que todos tenemos en la familia.

Luna Lunera tempranillo (4,23 €)

Si la cena es en plan aperitivos, tapeo y platos para compartir, Luna Lunera puede ser un buen acompañante. Este tempranillo con tres meses de barrica es un vino amable y redondo, muy afrutado y fácil pero a la vez intenso y difícil de olvidar. Una golosina con final ácido que da buena cuenta de la supremacía enológica de Castilla La Mancha y que encuentra su homólogo blanco en la misma bodega. Luna Lunera sauvignon blanc (4,50€) es un vino divertido y muy aromático, que invita a repetir un segundo trago y que es buen amigo de comidas ligeras e informales.

no todos los grandes vinos son caros

Pirineos Alquézar rosado (4,82 €)

Con el mismo nombre que el bonito pueblo aragonés, Alquézar es otro vino económico a tener en cuenta. Pirineos es una bodega precursora de la Denominación de Origen de esta tierra y su rosado, elaborado con racimos de garnacha negra, tempranillo y moristel, y conocido como la ‘cerveza’ de Somontano por su ligera burbuja y su facilidad de trago, es el mejor ejemplo para entender por qué los vinos de esta tierra apasionan a quienes los prueban. Si visitas la bodega, no te pierdas el espectacular botellero subterráneo en el que finaliza este viaje sensorial.

Protocolo blanco (3,90 €)

Este joven Vino de la Tierra de Castilla es de esas etiquetas que es mejor no decir el precio para no influir en la cata. Protocolo es un blanco orgánico y sin crianza elaborado con macabeo y airén de viñas de 30 años, cuya frescura y aromas florales invitan a servirlo a baja temperatura a la hora del aperitivo, sobre todo si hace calor. Y es que tiene ese punto de acidez elegante que va tan bien con el pescado o el marisco.

Ruiz de Viñaspre joven (5 €)

Un 100% tempranillo de libro y un Rioja de manual que conviene tener en cuenta por dos razones: la primera, que las uvas provienen de viñedos familiares plantados en las montañas de Laguardia a más de 500 metros de altitud, lo que se traduce en una mezcla de climas mediterráneo, atlántico y continental que hacen única cada parcela; la segunda, un singular sistema de cultivo controlado que permite a esta bodega alavesa elaborar vinos de alta calidad a partir del potencial de cada uno de sus viñedos.

el precio no siempre indica la calidad del vino

Sommos Glárima Gewürztraminer Chardonnay (3,80 €)

El Glárima de bodegas Sommos es perfecto para adentrarse en el exótico mundo organoléptico de la impronunciable gewürztraminer. Pocas regiones españolas han sabido acoger tan bien variedades internacionales como esta. Los terruños del Somontano permiten que uvas que sufren en las latitudes meridionales de Europa se sientan cómodas aquí y den lo mejor de sí. En este vino se combinan dos varietales foráneas, gewürztraminer y chardonnay. El extravagante aroma a lichis, rosas y maracuyá de la alsaciana se suma a la elegancia y estructura de la francesa, dando lugar a un vino cautivador y delicado que casa estupendamente con la cocina japonesa.

Viña Zorzal garnacha (5 €)

La garnacha va bien con guisos de caza y magret de pato. Es un tinto singular marcado por el terruño, en una clara apuesta de la bodega por recuperar las varietales autóctonas de Navarra a partir de un trabajo ecológico en viñedo. Viña Zorzal es un proyecto familiar que en cinco años ha recogido ya el reconocimiento de público y crítica que merece. Este monovarietal de color púrpura y aroma a frutas rojas es pura honestidad. Un vino de pueblo, de barra, para beber a diario.

Quinta del Obispo joven (4,50 €)

El multivarietal de Viña Albares es uno de esos vinos que conviene comprar por cajas. No sólo es fácil de beber sino que funciona en cualquier ocasión y sale aún mejor de precio de seis en seis. Es un tinto joven de Castilla y León, un tanto diferente del que se hace en la zona. Un curioso coupage donde la cabernet sauvignon, la merlot y la tempranillo acompañan a la tradicional mencía, elaborado a partir de viñas vendimiadas siempre a primera hora del día para mantener la frescura de la fruta. Pruébalo con legumbres y escabeches. Sí, has leído bien, escabeches.

el precio del vino

Monólogo crianza (4,65 €)

Es probable que ya lo conozcas, porque la bodega Solar Viejo de Laguardia (perteneciente al grupo Freixenet) ha conseguido poner la nota de modernidad a la zona de vinos de las grandes superficies y están en todas partes. Tanto el Rioja como el Rueda son vinos que pretenden democratizar la cultura del vino acercándose a todos los públicos con un carácter joven, informal y contemporáneo. Y eso es bueno. Este tempranillo sencillo pero con aspiraciones funciona muy bien con embutidos y quesos, y también con carnes a la parrilla y platos de cuchara.

Castelo Rueda Verdejo (5 €)

Si lo tuyo es el verdejo pero ya te has bebido la mitad de Rueda, es hora de pasar a mayores. Castelo de Medina cuenta en su haber con algunos de los mejores monovarietales de la zona. Entre los blancos con mejor relación calidad precio destaca este 85% verdejo, 15 % sauvignon blanc premiado en diferentes certámenes. Nos gusta por su equilibrio y por su largo recorrido en boca. Es fresco pero a la vez potente, con una acidez muy bien integrada, y su sabor persiste sin que resalte demasiado ese toque amargoso los verdejos comunes. Si lo encuentras por un poquito más de 5 €, merecerá la pena pagarlo.

Sierra Cantabria rosado (5 €)

Ha sido galardonado con 91 puntos Peñín y por eso no es raro que su precio haya subido un poco en los últimos meses. Pero pagar un euro más por este vino no tiene importancia. La historia de los Viñedos Sierra Cantabria se remonta a 1870. La empresa familiar, que va ya por su quinta generación, es responsable de algunos de los mejores vinos de Rioja. Este rosado elaborado con garnacha, tempranillo y viura traspasa fronteras con su color piel de cebolla y su gran potencia aromática rebosante de fruta. Fresco, alegre y equilibrado, armoniza con arroces, pastas, pescados azules y carnes blancas.