Puré de coliflor fácil, guarnición ligera para todo tipo de platos
Cocinillas, la gastronomía de El Español

Cocinillas

Puré de coliflor fácil, guarnición ligera para todo tipo de platos

Puré de coliflor fácil, guarnición ligera para todo tipo de platos

E puré de coliflor es una buena alternativa al puré de patatas y resulta mucho más ligero. Dale una oportunidad y no te arrepentirás.

Preparación: 30 min     Dificultad: Fácil     Personas: 2


La coliflor es la hortaliza de la familia de las brásicas que más juego nos ofrece en la cocina a la hora de preparar todo tipo de recetas diferentes, desde gratinados con bechamel, arroces, platos de cuchara o, como en esta ocasión, un delicioso y cremoso puré de coliflor, la guarnición perfecta de tus platos de pescado o tus asados.

Ingredientes


  • Coliflor, 500 g
  • Patata pequeña, 1
  • Ajos, 1/2 cabeza
  • Mantequilla, 50 g
  • Cebollino picado
  • Nuez moscada, 5 g aproximadamente
  • Pimienta negra recién molida
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer un puré de coliflor


01: Asamos los ajos

Puré de coliflor - Paso 1

Como primer paso para preparar este puré de coliflor cogeremos nuestra media cabeza de ajos y la envolveremos en papel de aluminio junto con un poco de sal y unas gotas de aceite de oliva virgen extra. Presionamos bien el papel de aluminio y lo aplastamos sobre la media cabeza de ajos hasta envolverla y formar una especie de pelota.

Cuando asamos los dientes de ajo o cualquier otra verdura envuelta así en papel de aluminio la protegemos del calor directo del horno y permitimos que se cocine con el propio vapor de sus jugos, que se conservarán en el interior de esta especie de papillote que nos sirve de envoltorio.

En las fotos veréis cómo envuelvo una cabeza de ajos entera porque son de mi huerta y los dientes de ajo son pequeños, pero teniendo en cuenta el estándar de tamaño de las cabezas de ajo que podemos encontrar comercializadas con media cabeza de ajos es más que suficiente.

Asamos la media cabeza de ajos durante 45 minutos, hasta que la pulpa de ajo de su interior esté bien cocinada y cremosa. A la hora de desenvolver el papel de aluminio hay que tener cuidado en no quemarnos, con especial atención al vapor que saldrá de su interior una vez abierto el paquetito.


02: Cortamos y escaldamos la coliflor

Puré de coliflor - Paso 2

Limpiamos la coliflor retirando las hojas verdes y las zonas oscuras de la superficie si las tuviese.

Retiramos la mayor parte del tallo leñoso ya que es una zona más dura que el resto de la coliflor que no se suele aprovechar, aunque para elaborar esta crema de coliflor sí que la podríamos utilizar, pero requeriría de un mayor tiempo de cocción. A continuación cortamos la coliflor en pequeños ramilletes de modo que quede dividida en trozos de tamaño similar.


03: Cocemos la coliflor con la patata

Puré de coliflor - Paso 3

Colocamos los trozos de coliflor en el fondo de una olla y la cubrimos de agua fría. Ponemos esta olla a hervir y una vez arranque a hervir cocemos durante 3-4 minutos. Escurrimos la coliflor desechando este primer agua y volvemos a cubrir la coliflor con agua. Ahora sí, salamos el agua generosamente.

Pelamos la patata, la cortamos en trozos medianos y la añadimos a la olla junto con la coliflor. Cocemos tanto la coliflor como la patata durante 25-30 minutos.


04: Trituramos el puré de coliflor

Puré de coliflor - Paso 4

Escurrimos la patata y la coliflor y las añadimos al interior de un vaso americano o batidora de vaso (si es de vidrio es mejor esperar a que pierdan un poco de temperatura para que el exceso de calor no provoque que el vaso de vidrio estalle).

Añadimos la mantequilla fría, sal y pimienta negra recién molida. Cortamos la media cabeza de ajos y la aplastamos para obtener la pulpa asada de su interior, que la añadiremos también al vaso americano junto con el resto de ingredientes. Por último, rallamos la nuez moscada sobre el resto de ingredientes.

Cerramos el vaso americano y trituramos el puré de coliflor hasta obtener una crema espesa y homogénea pero a la vez untuosa y sedosa.

Rectificamos de sazón antes de servir.


05: Servimos el puré de coliflor

Puré de coliflor - Emplatado

Servimos el puré de coliflor. Si lo servimos como acompañamiento de otra preparación lo podemos emplatar como base de ese otro elemento principal o simplemente colocarlo en una salsera de la que servirnos cada uno la cantidad deseada. Yo le añado un poco de cebollino picado y unas gotas de aceite de oliva virgen extra crudo por encima porque me parece que aportan ambos ingredientes un frescor especial que ayuda a realzar el sabor de nuestro riquísimo puré de coliflor.

Resultado final


En apenas 30 minutos y con apenas un par de ingredientes básicos, ambos tremendamente asequibles y sanos, hemos preparado un puré de coliflor supersencillo pero también muy sabroso y delicado. Una forma diferente de comer la coliflor que resulta una excelente opción a la hora de acompañar cualquier pescado, ya sea una merluza, un filete de corvina, una pata de pulpo o, cómo no, un buen lomo de bacalao, al que si además le regamos con, por ejemplo, una sabrosa ajada gallega, lo convertiremos en un platazo de cuidado.

Eso sí, este puré de coliflor no sólo es un acierto como base de platos de pescado, ya que también funciona a la perfección acompañando platos de carne, especialmente asados de cerdo, y también como base de unas tostas que podremos comer así tal cual o culminar con el ingrediente que más nos plazca o como una de las capas de un rico aperitivo presentado en vasitos, por ejemplo junto con una brandada de bacalao y una crema de pimientos.

Debemos aprovechar todos estos meses de invierno en los que la coliflor está de temporada y en plenitud y, además, muy bien de precio. A la hora de seleccionar la coliflor en la verdulería debemos escoger una coliflor que tenga los ramilletes bien prietos y que esté bien blanca y sana. Una coliflor con los ramilletes abiertos, amarillenta o con manchas en su superficie nos indica que se trata de una coliflor vieja que debemos evitar comprar.

Apuntar también lo fantástico que resultan los vasos americanos y batidoras similares para preparar este tipo de cremas, ya que consiguen que queden muy cremosas y ligadas. Siempre se puede utilizar una batidora de mano y colar el puré de coliflor posteriormente para que quede bien fino, pero nunca quedará igual de untuoso que si usamos una batidora de vaso.